Begoña Rodrigo

Las ansias de viajar la hicieron trasladarse, con tan sólo 20 años, hasta Holanda en busca de aventura. Allí empezó a trabajar en el restaurante del hotel Amsterdam Marriott como ayudante de cocina, para pasar más tarde a trabajar en la parte gastronómica. Pasó seis años allí hasta que se trasladó a Utrecht, donde trabajó en el restaurante del Hotel Karel V, con una estrella Michelin. La llamada de un amigo suyo la hizo volver a España, más concretamente a Reus, ya que quería que ella se pusiera al frente de un nuevo restaurante. La idea no se materializó, así que volvió a Valencia donde trabajó en La Sucursal.

Hace casi diez años  decidió montar junto a su pareja el restaurante La Salita en Valencia, su ciudad natal.

Política de cookies

Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. En cualquier momento puedes cambiar la configuración de 'cookies' de tu navegador. Leer política de cookies.