G R I S: El arte del videojuego independiente

El sector del videojuego independiente se ha hecho más y más visible en los últimos años. Esta rama más intimista de la industria invita a creadores y a jugadores a sumergirse en universos personales en los que la complejidad de los gráficos pierde importancia frente a las historias que se cuentan. Permite, por lo tanto, recrearse en la poética, en nuevas posibilidades de diseño.

Es el caso del videojuego G R I S, de cuyo arte viene a hablarnos Adrián Cuevas, uno de sus co-creadores que, junto a Conrad Rosed y Roger Mendoza, fundaron Nomada Studio y nos dieron a conocer esta pieza.

En un artículo de La Vanguardia nos cuentan que es «un videojuego improbable que ha arrasado en los premios nacionales del sector, entregados en el congreso internacional Gamelab, en 2019 se ha llevado siete de los Premios Nacionales a los que optaba: mejor videojuego, mejor juego para PC y para consola, mejor debut, mejor audio, mejor dirección de arte y premio de la prensa. Un carro de galardones para una creación considerada por la crítica global como una gran obra de arte y que muestra que los videojuegos no son solo un terreno para niños y adolescentes, sino que se dirigen a todos.

Porque Gris es un juego diferente. El jugador no puede perder. Ni tampoco le matan. Solo ha de evolucionar con el videojuego, con su protagonista, Gris, una joven enfrentada a una experiencia dolorosa de la vida y que camina por hermosas pantallas desde un mundo de grises a otro de colores. De la depresión a su superación. Sin decir nada, en una historia que, a medida que transcurre, y se atraviesan sus pruebas, los propios jugadores cargan de significado. Todo bajo la evocadora música de la banda barcelonesa Berlinist.»

Conversación

Política de cookies

Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. En cualquier momento puedes cambiar la configuración de 'cookies' de tu navegador. Leer política de cookies.