Todo sobre el spot

Teo Vallet

               El equipo entero reunido para la elaboración del spot, que no era poca gente, creímos firmemente en nuestro lema desde el principio: nuestra prioridad era reivindicar que siempre hay prioridades.

Nos pusimos a fortalecer la idea de inmediato. Han sido un par de meses intensos (oh, mamma), pero también muy bonitos: poder trabajar en algo que te apasiona y hacerlo en tu casa y con tu gente es un plus colosal.

               El resultado final muestra lo mejor de cada área. La producción cuidada y bien atadita, el despliegue de atrezzo, el mimo con que se grabaron ángulos difíciles en tiempo récord, la magia de la banda sonora, la paciencia eterna del montaje, los halos de postproducción… y, en general, la trama cómica del spot.

Todo son pistas que revelan que hemos invertido nuestras mejores aptitudes, aprendiendo unos de otros, a la par que disfrutábamos de darle vida a las cuatro historias… ¡y que nos lo hemos pasado muy bien! Que es, en definitiva, la esencia del Comunica2: aprender y disfrutar.

               El spot muestra cuatro situaciones de sobra conocidas por el espectador, con cuatro finales previsibles que, justo cuando están por darse, son interrumpidos por el recordatorio fugaz de los halos del Comunica2. Siempre hay prioridades que seguir y, como si fuera un astro efímero, nuestros personajes protagonistas –hiperbólicos, magnéticos, muy tecnológicos y desternillados– tomarán la decisión más sensata: asistir a la Novena Edición del Congreso.

Montar todo el teatrillo supuso armar en cuatro días: ¡una maratón, un parto, una boda y un funeral! Que parece un buen título de película. Con casi cincuenta personas involucradas como equipo artístico, ¡figúrate el panorama! Ataúd arriba, copitas de champán abajo. Floristería llamando con rosas, a devolver conjuntos prestados de cena de gala. Un tacón de drag perdido, un tentempié para la viuda. Contracciones y gritos en la planta superior del hospital (con los respectivos despachos alarmados y muy atentos a la niña Emma)… ¡y carros de la compra! Muchos, muchos carros de la compra.

Todo decidió grabarse en Gandía, ciudad sede del Congreso. A excepción de la maratón, que por motivos meteorológicos tuvo que grabarse en Oliva (al lado, vamos). De hecho, habrá que agradecer también a los motivos meteorológicos (conocidos por el sobrenombre de “diluvio universal”) por su auto-invitación a participar inesperadamente durante los días de rodaje. Sin esa lluvia incesante seguramente el resultado sería otro distinto, pero acabamos por cogerle cariño y sus aportaciones nos llevaron a ideas de último minuto más interesantes que las originales. 

               El spot en su versión larga está disponible en nuestro canal de YouTube. Pero, tanto para nuestras redes como para la empresa de máquinas expendedoras Delikia, hemos preparado cuatro versiones muy, muy, muy cortitas. Para disfrutarlas en vuestros timelines o mientras picáis un tentempié.

¡A vuestra salud!

¡No olvidéis subscribiros a nuestro canal de YouTube y echarle un ojo a las ponencias!
Política de cookies

Este web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'. En cualquier momento puedes cambiar la configuración de 'cookies' de tu navegador. Leer política de cookies.